Testimonio: Ángela Orellana Valladares

Mi nombre es Ángela Orellana Valladares.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 5.40.14 p.m.Llegué a la iglesia derrotada, con mucha pena, tristeza, angustiada totalmente, muy decepcionada de la vida, decepciones amorosas entre otros, no le encontraba sentido a la vida, no tenía ganas de vivir, muchas veces me preguntaba para qué estoy acá en la tierra, a pesar de ser una persona profesional y tener un muy buen trabajo, donde tenía personas a cargo y teniendo un muy buen sueldo con muchos beneficios en la empresa, para mi la vida seguía no teniendo sentido. ¡No era feliz!.

Hasta que un día 10 de febrero de 2010 un tío muy querido se enfermó y toda la familia (sobrinos, sobrinas, hermanos, primos, tías, mamá, etc.), se reunieron y realizaron cadenas de oraciones todos los días para orar por el Tío Pello”, el cual yo quise también participar en esa oración, fue así, cuando vi a mi sobrina Dennise y Valery orando al señor con tanto amor, tanta ternura y por sobre todo con tanta fe que impactó mi vida, y las vi tan felices adorando a Dios, ¡y yo con mi corazón tan destrozado, con tanta tristeza que tenía!. En ese momento cerré mis ojos y le pedí a Dios ¡Quiero ser como ellas!, ¡Quiero ese amor!, ¡Quiero que mi vida tenga sentido! ¡Quiero ser tu hija!, también le pedí que me quitara esta angustia que me atormentaba día a día.

Al finalizar la reunión sentí un amor tan grande por Dios, que anhela cada día que llegara la tarde para juntarnos a orar y alabar a Dios, empecé a escuchar alabanzas que me hacían meditar y empecé a cantar con entendimiento y empecé a orar a Dios.

Después de esas reuniones sentí de ir a la iglesia y fue así como llegue a Templo Colón, empecé a escuchar la palabra, recibí a Cristo como único salvador, realicé mis procesos, y hoy estudio en el instituto bíblico en 3 años.

Ya hacen 4 años que me congrego, pero mi tristeza aún seguía, a pesar de haber hecho mis procesos, y estar sirviendo a Dios. Dentro de mis oraciones siempre le pedí a Dios que me quitara la agustia o tristeza que tenía en mi corazón. Un día de enero de este año 2014, tuve un sueño, Dios me visitó por intermedio de una hermana, ella tocaba mi corazón, al poner sus mano sentí que mi corazón se inflaba como que  que algo salía de mi interior, mientras ella tocaba mi corazón y me decía: “Dice el señor te ha sanado tu corazón, toda tu tristeza ya no está contigo”. Mientras decía eso mi corazón siempre estuvo inflado, al terminar de hablarme saca su mano de mi pecho y sentí que mi corazón volvía a su tamaño original. Desperté y toqué mi corazón, sentí que que algo habia salido de mi, me sentí aliviada, estaba muy contenta y di gracias a Dios por contestar mi oración, ya no tengo esa tristeza que atormentaba mi vida, Dios ha sanado mi corazón.

Anímo a mis queridos hermanos a orar siempre al Señor, nunca perder las esperanzas, ser perseverante, pues tengo la convicción que Dios tiene un propósito para cada uno de mis hijos.

 

1 comentario
  1. esperanza
    esperanza Dice:

    hola angela me es muy grato poder saber como el Señor Jesús te haya cautivado y haberte bendecido con este tesoro de incalculable valor q es su salvacion y su amor. Me gozo mucho crei´ que había dejado atras a una muy buena amiga en mi vida antigua pasada, pero con este gran milagro de Dios puedo reencontrarme en esta nueva vida con una amiga q tendre por la eternidad y no tan solo como amiga sino como hermanas en una sola fe un solo Dios y un solo Espiritu que es lo q realmente tiene un verdadero sentido mas q todas las cosas en esta vida. Angela que nuestro Dios te siga bendiciendo que cada dia el vaya transformando su imagen en ti, te siga fortaleciendo, afirmando y estableciendo y sigue confiando en El porque esta es la mejor y gloriosa decisión que un hombre o mujer puede tomar en esta corta vida q tenemos. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse, pero la tristeza del mundo produce muerte 2 cor. 7. 10 asi es que hemos tomado lacorrecta y mejor decisión y firmes y adelante. mucha bendiciones para tu hogar y ojala q tengamos la oportunidad de compartir esta nueva vida en Cristo y si no, nos encontramos en la ciudad celestial la q tiene fundamento con la ayuda de nuestro Dios a El sea la gloria eterna amen

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Ejército Evangélico de Chile 2015 - Todos los derechos reservados